dAPP

¿Qué es una DAO?

Published on 
20 abril, 2022

Las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO) nacieron para devolver el poder a los participantes de un protocolo, sin exponerlos a autoridades centrales y liberándolos de la censura. Descubre qué son las DAO y cómo se relacionan con Money On Chain en este artículo.

Una de las cualidades más innovadoras de Bitcoin es que brinda una solución clara a los problemas de coordinación entre partes.

Esto se refleja en el Problema de los Generales Bizantinos, que básicamente consiste en los desafíos que enfrentan los participantes de algún proceso en ponerse de acuerdo entre sí, cuando hay limitaciones en la comunicación o falta de confianza absoluta entre ellos.

Una Organización Autónoma Descentralizada o DAO es un esquema derivado de los recursos que Bitcoin puso sobre la mesa históricamente para poder coordinar a varios participantes en un mismo propósito.

¿Cómo acordar que una información es cierta? ¿Cómo tomar decisiones en conjunto sin que alguien saque una ventaja injusta de las reglas del juego? ¿Cómo saber que los otros participantes no están haciendo trampa?

Una DAO pone la tecnología al servicio de la democracia, a favor de alcanzar consensos entre miles de participantes de forma justa y equilibrada.

¿Qué es una DAO u Organización Autónoma Descentralizada?

DAO interna

Imagina coordinar a un colectivo de manera que nadie tenga la última palabra sobre las decisiones que se toman, pero que al mismo tiempo puedan ejercer su autonomía de manera libre e independiente. Eso es una Organización Autónoma Descentralizada (DAO).

El concepto de DAO nació originalmente en 1997, gracias al profesor de informática Werner Dilger. Sin embargo, no fue sino hasta 2015 cuando se dio solución a las limitaciones técnicas del planteamiento inicial sobre las DAO, cuando la red y protocolo Ethereum comenzó a implementar algoritmos conocidos como contratos inteligentes.

Los contratos inteligentes son programas o software que una vez implementados permiten a las DAO ser:

Transparentes: Las reglas del protocolo son claras y están a la vista de todos. Los participantes pueden consultar el código de los contratos inteligentes y ver cómo funcionan de manera efectiva. Las DAO deben ser auditables y tener integridad.

Descentralizadas: Al implementar contratos inteligentes, aseguramos que las normas se cumplan en el 100% de los casos. Una DAO no tiene autoridad central que tenga la labor de hacer cumplir las normas; o peor, que las modifique para beneficio propio.
Sin intermediarios: Al no tener una entidad central, no hay nadie que se interponga entre el participante y el resto de la organización. No existen guardianes que regulen el acceso a la DAO, discriminando a sus participantes. Las normas y oportunidades son las mismas para todos, siempre bajo el marco o código que delimitan los contratos inteligentes.

Ok, ¿Pero qué tienen que ver las DAO con las criptomonedas?

Bitcoin soluciona los problemas de coordinación y consenso entre las partes con el propósito de mantener las cualidades que hacen de su criptomoneda un tipo de dinero duro.

Pero muchas veces los protocolos de criptomonedas tienen otros propósitos y objetivos que cumplir, y es aquí cuando la tecnología debe acompañarle. ¿Qué tal si queremos dar un servicio a los usuarios? ¿Qué tal si los usuarios quieren algo más que dinero?
Estos protocolos han desarrollado funcionalidades diferentes a Bitcoin, permitiéndose dar otra utilidad a sus criptomonedas, o hacerlas partes de una diversidad de herramientas y servicios interconectados y descentralizados.

¿Podemos emular los servicios bancarios y financieros, pero dándole el poder a sus usuarios, y hacer todo esto de manera sostenible? Sí.

Diseñar el funcionamiento de una DAO no es cosa fácil. Más allá de programar los contratos inteligentes -tarea solo para especialistas y que debe ser auditada-, esquematizar la forma en que los usuarios participarán en esta organización, cómo interectuarán entre sí, y la forma en que se tomarán las decisiones, es el reto de crear una DAO.

¿Es Money On Chain una DAO?

Money On Chain es un protocolo de criptomonedas con servicios y funcionalidades que son reguladas por un sistema de gobernanza.

Este sistema de gobernanza es una Organización Autónoma Descentralizada (DAO), en tanto que pone las decisiones en manos de los usuarios de Money On Chain.

Los valores de Money On Chain no son diferentes a los de Bitcoin: ser un protocolo descentralizado y resistente a la censura, sin depositar la confianza en terceros o intermediarios.

Añadiendo los contratos inteligentes, provistos por la tecnología de RSK, cadena lateral de Bitcoin, Money On Chain trae las finanzas descentralizadas al ecosistema bitcoiner basándose en 4 tokens o derivados:

  • DOC: una moneda estable cuyo valor siempre equivale al del dólar estadounidense (USD)
  • BPro: un token que se apalanca en bitcoin (BTC) y nos genera ingresos pasivos.
  • BTCx: una posición para apostar por el aumento del precio de BTC pagando un bajo interés.
  • MOC: el token de gobernanza de Money On Chain. 

Como puedes ver en nuestra página Wiki, cada uno de estos tokens y derivados tiene una función específica. Con el token MOC los usuarios del protocolo pueden votar las propuestas de mejora del protocolo Money On Chain, las cuales podrían traer nuevas funcionalidades o cambiar algunas de las ya existentes.

En otras palabras, el token MOC permite decidir cómo se pueden usar los otros tokens del protocolo y qué beneficios se pueden aprovechar, bajo un sistema democrático de votación.

Si deseas conocer cómo funciona la gobernanza de Money On Chain, visita nuestro artículo explicativo.

Aprende más sobre Money on Chain en nuestro blog

Visita nuestra página de preguntas frecuentes (FAQ)

Copyright © 2018-2022 Money On Chain.
Disclaimer, Privacy Policy and Terms & Conditions
crossmenu